PETA ZETAS

Pequeños caramelos en forma de finas escamas de sabor a fresa que al entrar en contacto con la boca empiezan a explotar con pequeños chasquidos provocando un leve cosquilleo en la lengua. Pero puedes quedarte tranquil@, que el fuego no aparecerá en ningún momento. ¡Sorpréndete con la sensación y ruido!

Convertida en icono indiscutible de chucherías y reconocida como innovadora y divertida, no hay niño o adulto que no la haya probado; de ahí que sea una de las preferidas en la infancia.

Actualmente, incluso chefs de reconocido prestigio nacional e internacional cuentan entre sus ingredientes con los explosivos Peta Zetas para conseguir sorprender a sus comensales.

Para disfrutar de ellos, únicamente tendrás una tarea: colocar los caramelos en la boca y oír la manera en la que chisporrotean, no es necesario que hagas nada nada más. ¡Hazlo, te dará pena que se acabe el efecto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *